domingo, febrero 25, 2007

Vixy. Conversor on line de formatos de vídeo

El la lista de correo de la AEIC, Aulainf, se aprenden cosas interesantísimas. Hace unos días Manel Soengas nos daba el enlace de Vixy, un conversor de formatos de vídeo on line.


Podemos descargar vídeos de la red con diferentes programas. Yo lo hago siempre con Performance, la extensión para Firefox 2.0. El problema es que los vídeos colgados en alojamientos gratuitos tipo Youtube bajan en formato .flv, y no se visualizan en cualquier reproductor de vídeo, sino que tienes que descargarte alguno específico, como por ejemplo VLC Media Player.
Con Vixy el problema está solucionado. En la propia página, sin necesidad de descargar ningún programa, pones la URL del vídeo, y ella solita te lo convierte al formato que elijas, para poder descargarlo más tarde, si quieres.
Lo he probado, es facilísimo.

La formación del profesorado y las TIC



Los últimos posts de Lourdes Domenec y Felipe Zayas tratan un tema interesantísimo: la formación del profesorado en TIC. Estoy totalmente de acuerdo con Lu en que la mayoría de cursos de formación se quedan el la parte técnica, en el uso de algún programa, de una serie de recursos, sin profundizar en la aplicación didáctica de dichos recursos.
No estoy diciendo que estos cursos de informática para profesores no sean útiles. Al contrario, todo lo que sabía de informática antes de que me hicieran coordinadora de mi centro se lo debo a los cursos telemáticos ofertados por el Departament d'Educació, que son muchos y de calidad.

Durante el curso 2005-06 tuvimos la suerte de que en el IES S'Agulla se impartiera un curso de Práctica Reflexiva en el área de lengua, que compartimos con profesores de otros centros, como Lu y Ana. Pues bien, en este tipo de cursos las herramientas TIC no son la finalidad, sino el medio, están integradas en el proceso. Por ejemplo, teníamos como soporte un aula virtual en Moodle, y aunque el objetivo del curso no era dominar "técnicamente" el entorno Moodle, la mayoría de nosotros lo asimiló hasta manejarse con soltura.

Otro ejemplo "práctico":
En este curso 2006-07, el curso de Práctica Reflexiva se está llevando a cabo en el S'Agulla, no aplicado a ninguna área concreta, sino a nivel de centro. Una de las actividades que volvió a proponer la formadora, Yolanda Sediles, fue la auto-observación de nuestra práctica docente, para lo cual se podían elegir varios métodos, entre ellos la grabación en vídeo de una clase. Me reservaron las cámaras, los trípodes, se pusieron de acuerdo para alternar horas, grupos. Me preguntaron y les di cuatro nociones básicas de captura de vídeo. Pues bien, después de la experiencia de grabar una clase, una profesora de inglés se dio cuenta de las múltiples aplicaciones que puede tener el vídeo para la enseñanza de idiomas. A partir de ahora, me comentó, va a grabar a sus alumnos, y se van a ver en clase.

No todo el mundo es tan aficionado a las nuevas tecnologías como los que solemos escribir por aquí en la blogosfera, y cursos de "informática pura y dura" sirven de muy poco para la docencia (muchas veces la motivación que hay detrás es más de índole personal). Tiendo a pensar que los cursos que pueden ser útiles al profesorado son aquellos que utilizan las TIC como un soporte, como un medio y no un fin en sí mismas.

domingo, febrero 11, 2007

Las Manzanas Rojas


Manzanas Rojas de Luis Matilla, Anaya, col. Sopa de libros, es una obra de teatro adaptada para el público juvenil. Acabamos de leerla en clase con los alumnos de 2º, en el espacio de una hora semanal en la biblioteca. Hice coincidir su lectura con el día 30 de enero, día mundial de la paz, porque trata de la amistad de dos niños, uno judío y otro palestino (aunque el texto no lo dice explícitamente) en el escenario de una ciudad cualquiera, dividida por un muro. (Precisamente uno de los actos que se llevaron a cabo el pasado 30 de enero en Blanes fue la ruptura simbólica de un muro por una representación de estudiantes de los tres institutos de la ciudad).
Siempre que propongo la lectura de un libro juvenil a mis alumnos, el resultado siempre es una incógnita, porque, a priori, a mí no me gustan nada casi ninguno.

La obra les ha gustado bastante en general. Los motivos, expresados por ellos mismos en sus fichas de lectura:
1. Se leía en clase. Eso de llevar lecturas obligadas a casa no les va tanto.
2. No hacemos examen, sino una breve reseña para su portafolio de lectura.
3. Era un libro corto. Los "tochos" tampoco tienen buena prensa.
4. Es teatro. Les ha encantado la lectura dramatizada.
5. Trataba de la amistad de dos muchachos, con los que, supongo, es fácil sentirse identificados.
6. El vocabulario era asequible e inteligible.
7. Aunque tiene un transfondo político, la obra trata estos temas espinosos y de candente actualidad, los del conflicto árabe-israelí, pero vistos desde el punto de vista de dos adolescentes, que, a veces, no entienden a sus mayores.

Creo que su lectura ha sido provechosa, y la repetiremos el curso que viene. ¡Ojalá (por Alá) que en próximos cursos el tema quede obsoleto, y tengamos que cambiar la lectura porque no se entiendan nada de nada las referencias sociales.

Terroristas Virtuales atacan portales de lengua

Sí señor, como lo están leyendo. Los hackers terroristas islámicos tienen un nuevo foco donde dirigir sus ataques: los portales de lengua y literatura. Debemos ser más peligrosos que el Pentágono ¿no?
Mirad lo que me encontré ayer en la página principal de Fragua de Letras.

Éste era el aspecto del portal antes de que consiguiera borrarlo, que me costó un rato.
El colega (o los colegas) en cuestión se autodenominan TURKISH HACKER DeLi_CaN ._. 1923Turk Grup, y me dejaron el mensaje:

"Only the God can judge me / only way islam for all".


Vaya, vaya, ni lo pretendo, lo de juzgar. No, si ya tiene su guasa que se hayan saltado mis contraseñas. Si son un rato largos los turcos estos. Y digo yo ... ¿no tienen ustedes señores terroristas, o lo que sean, a nadie mejor al que tocar las narices? No sé, un suponer, ¿por qué no entran en el blog de Aznar, y le pintan orejas de burro a las fotos? ¿O por qué no boicotean el portal del cole de pago de los hijos de Zaplana? Por poner un par de ejemplos de boicots más edificantes. Pero Fragua de Letras, un triste e incipiente portal con cuatro o cinco enlaces. ¡Pero si yo soy pro Palestina!


Bromas aparte, cuidad los parches de seguridad de vuestros portales, pues si se dedican a dejar bromitas, pase, pero no quiero ni pensar si hubieran atacado la base de datos del servidor. La verdad es que tengo un poco de lado el PHP Nuke, porque quiero pasar Fragua de Letras a un Joomla.

Y digo yo, ¿qué gracia tendrá eso de ser hacker? Es como lo de los grafitti, no lo entiendo.

sábado, febrero 10, 2007

La primera vez que ...

Esta semana pasada hemos estado trabajando la formación de sintagmas y he propuesto a mis alumnos una redacción sobre cómo aprendieron a hablar. Tenían que preguntar a sus padres cuáles fueron las primeras palabras que dijeron, si les costó mucho pronunciarlas, cuándo llegaron los verbos, etc. Siempre que intento implicar a los padres en el trabajo escolar de sus hijos, levanto sin querer ampollas entre los que, por un motivo u otro, no tienen buena relación con ellos. Total, me pidieron una redacción sobre algo que ellos pudieran recordar, y les planteé :

“Podéis cambiarla por La primera vez que ...” y que eligiesen.


La mala fortuna ha hecho que yo decida también redactar “La primera vez que...”. Voy a leerla el lunes a mis alumnos.


La primera vez que me caí en clase fue el jueves pasado. Estaba en el aula 22, con los alumnos de 2º de ESO B. Había sonado ya el timbre de salida. Recuerdo que los retuve dentro de clase porque quería que todos me entregasen una ficha de lectura de un libro que habíamos estado haciendo.

“Que no se marche nadie sin haberme entregado la ficha”, dije al sonar el timbre.

Había gente de pie con las mochilas al hombro, pero la puerta permanecía cerrada. En eso que alguien externo a la clase abrió la puerta. Me levanté, salí de detrás de la mesa, me dirigía hacia la puerta, dispuesta a volverla a cerrar, cuando de repente me vi en el suelo. No sé cómo llegué allí, pero allí estaba. Tenía dolor en las rodillas, y escuchaba, como si viniesen de muy lejos, voces de mis alumnos que me decían: “¡Reina! ¡Reina! ¿Estás bien?”.


De repente me vi rodeada de alumnos que querían ayudarme a levantar. No sé que me pasó en aquel momento, no sé si era el dolor de rodillas y espalda, el susto, la vergüenza, las ganas de llorar que tenía, o todo junto a la vez, pero la cuestión es que no me podía levantar. Allí estaba, en el suelo, en medio de la clase, y no me podía levantar.

Después de unos segundos que a mí me parecieron una eternidad, un alumno repetidor me cogió por debajo de los brazos, y, de un movimiento rápido, me sentó en una silla. Me calmé, recogí mis cosas y salí de la clase dirección a mi departamento.

En el pasillo, parecía haber más gente que nunca, como si todos los alumnos del instituto se hubiesen congregado para ver que había pasado. Sólo deseaba llegar al departamento, encerrarme allí y llorar (de susto, de rabia, de vergüenza, de nervios, de todo y más). Pero por el camino sólo hacía que encontrarme con gente que, de buena voluntad me preguntaba al verme: “¿Qué te ha pasado?” La cuestión es que me pasaba como en aquel soneto de Garcilaso en que Apolo, llorando, hace crecer el tamaño del árbol de laurel. Cuanto más me preguntaban, peor me sentía, y cuanto peor me sentía, más ganas de llorar.

Llegué al departamento, Yolanda y Francisco me consolaron, me fui a tomar una manzanilla y ... el viernes tuve que quedarme en casa reposando, pues el dolor de espalda y de rodillas no me dejaban levantarme.

Total, que una tiene ya una edad para según que cosas. Necesitaba hacer esta redacción como catarsis.

Libros virtuales

Hace unos días (o tal vez semanas) leí en el Butlletí d'Educació de la Generalitat que la Biblioteca Nacional de Catalunya ha firmado un acuerdo con Google para digitalizar todo el fondo que esté libre de derechos de autor, de ésta y otras cuatro bibliotecas, llamémoslas, históricas: La del Monestir de Montserrat, la Pública Episcopal del Seminari de Barcelona, la del Centre Excursionista de Catalunya y la Biblioteca de l’Ateneu Barcelonès. También se hacía eco de la noticia José Antonio Millán en su Blog del Futuro del Libro.

Vamos a tener accesibles vía internet miles (¿o millones?) de libros, joyas bibliográficas muchas veces adquiridas, y siempre conservadas, con fondos públicos (o sea, que las pagamos entre todos), pero que siguen cerrados bajo cuatro llaves para uso y disfrute de los especialistas. "¡Vaya, hombre! ¿A dónde vamos a ir a parar?" Se preguntarán algunos.

Recuerdo la primera vez que entré en la Biblioteca Nacional de Catalunya, ingenua de mí, dispuesta a hacerme el carnet de socia y entrar tranquilamente, cuando una señorita muy amable me dijo que el acceso sólo era permitido a investigadores. "Sólo investigadores". Aquel año, debía ser el 1994, estaba matriculada en unos cursos de doctorado que nunca acabé. No tuve gran problema en que Carme Riera, que nos daba una asignatura sobre "Tópicos de la literatura europea finisecular" (espléndidos los tópicos, la literatura finisecular y Carme Riera de profesora), me firmase los dichosos papelitos para que me dejasen entrar en la Biblioteca. Pero siempre me quedó el mal sabor de boca de que la cultura no estuviese al alcance de todos.


Y si Google se va a dedicar a poner en versión digital libros que existían en papel, descubro hoy, vía Clarión, un software para crear directamente libros virtuales:
MYSCRAPBOOK está traducido al castellano, y se instala como cualquier software de sus características, en una base de datos Mysql, en espacio PHP, como el que nos facilita la Generalitat en el Phobos.
En cuanto pueda lo instalo en mi servidor y os explico qué tal va. Me gustaría hacer alguna actividad de reescritura para el tercer trimestre, y probaré a hacerla con un libro virtual. La única pega que suelen tener estos programas es que, como los que los diseñan no están en contacto con adolescentes, no tienen en cuenta que el alta de usuarios ha de ser muy ágil, y fácilmente controlable por el admin.

viernes, febrero 02, 2007

De vueltas con el Quijote ... dos años después

¡Por fin! Casi dos años después de que en el IES S'Agulla de Blanes celebráramos por todo lo alto el 4º centenario de la publicación del Quijote, por fin tenemos recortado, editado, con música, con voz y colgado en Youtbe, el vídeo documental de aquel día.



Nos hemos reído tanto, le hemos dedicado tantos ratos los miembros de nuestro departamento (especialmente Mª José López, profesora de latín, que tuvo la deferencia de matricularse en un curso de edición de vídeo), que hasta tenemos un nombre artístico "Casteclás Productions".
Supongo que es difícil resumir en apenas 5 minutos el montaje que realizamos para el día de Sant Jordi de 2005.
Durante el mes previo al aniversario de la muerte de Cervantes, todos los alumnos del centro estuvieron trabajando el Quijote, cada nivel a su manera y con diferentes actividades, cuyo resultado se vio expuesto el 23 de abril. Para ese día habilitamos 5 espacios diferentes:
1. El recibidor del instituto, convertido en meseta manchega por obra y gracia del pincel de Yolanda Sediles.
2. El patio, donde se realizaban dos actividades: Una lectura común del Quijote, con megafonía incluida, y una foto en un panel, pintado por Pep Torres, con don Quijote y Sancho y sus monturas con las cabezas recortadas, para que los alumnos pusieran la suya, a modo de fotógrafo de feria.
3. El aula de audiovisuales, donde se proyectaba una presentación hecha por mí, cuyo principal valor residía en que le había puesto voz y música José Antonio Jiménez, un amigo locutor profesional. Los alumnos me preguntaban si el que hablaba era un locutor de Tele 5.
4. El aula temática de castellano, convertida de nuevo por obra de Yolanda en una especie de sala de museo, donde se exponían las "obras de arte" que nuestros alumnos habían elaborado a propósito del Quijote.
5. Pero sin duda lo más lucido de la jornada fueron las interpretaciones a base de escenas de mimo que representaron los alumnos de bachillerato capitaneados por Francisco Sánchez. Profe y alumnos estuvieron semanas y semanas tranyéndose bocatas y así poder aprovechar el mediodía para ensayarlas.

Fueron unos días agotadores, intensos, de mucha coordinación y de muchos nervios para que todo saliera bien. Nuestra recompensa, la implicación de nuestros alumnos y ... las caras de nuestros compañeros, mirando boquiabiertos todo el montaje. No es que lo lleváramos en secreto, ni mucho menos, pero nadie se esperaba que el resultado fuera tan espectacular.

Siempre queda la duda de si los alumnos lo aprovecharon académicamente, si no se quedaron sólo con la fiesta, con lo superficial. Me han dado la respuesta los alumnos de literatura española, que estaban en 4º de ESO aquel año. Cuando este curso hemos comentado el Quijote, muchas de sus intervenciones empezaban con la frase: "¿Éste no era el capítulo aquel que nos comentabas en 4ºsobre ... ?" .
 

Blogger news







Sobre mí

María J. Reina. Docente de lengua y literatura castellana. Máster en Pedagogía Sistémica. No sé qué me pasa, pero no puedo dejar de aprender. Debe ser una enfermedad incurable. En el camino, cada vez encuentro mejores personas. Como tú, que estás leyendo esto ahora mismo. Gracias.