lunes, junio 02, 2008

Pelirrojas españolas

Desde que tengo abierto mi blog Como una reina, mucha gente se pone en contacto conmigo, supongo que doy pie a ello al tener mi foto (real, aunque haya elegido la que salgo más favorecida ... un poquillo de trampa se podrá hacer ¿no?) y mi correo electrónico.


Pues bien, he recibido ya varios regalos a través (o a causa) del blog. El último fue un libro, precisamente el día de Sant Jordi. Se trata de Pelirrojas españolas, de Enrique Galindo, (ed. Irreveretes) y me lo envió su propio autor.
Prometí que cuando lo leyera le daría mi opinión. Pues ahí va, Enrique.

El libro me ha sorprendido ... gratamente. Cuando lo empecé a leer me creé unas expectativas sobre el argumento que luego no se cumplieron. ¿Qué pensaríais vosotros de una novela que empieza:

"Me gustaría escribir desnudo, sobre un muro blanco, mojando mi pene en un tintero y formando bonitas palabras sobre la pared, ..."

Pues no se trata de una novela erótica, en absoluto. Se trata de una amistad entre un anciano que a penas puede valerse por sí mismo, y su "canguro", si puede emplearse el término. A mi entender, el libro trata, en esencia, de la soledad humana, pero de la más cruel, la que no es buscada, sino impuesta.

Dos cosas podría reprocharle a Pelirrojas. Una, un narrador en primera persona que se cuela dos veces (al principio y hacia el medio) y que no acabo de relacionar con la trama general de la novela, narrada por un narrador omnisciente.
La segunda, que se hace demasiado corta. Se lee rapidísimo, y te deja con las ganas de seguir viendo y conviviendo con los personajes, con sus miserias, tal vez por esa necesidad que tenemos del happy end, de que el héroe baje al infierno y suba, de que evolucione y se redima.

Muchas gracias por tu regalo, Enrique. Esta novela me ha dejado con la misma sensación de quién se come un único bombón, y busca por todos lados la caja entera. Espero que tu carrera literaria sea larga y fructífera. Avísame cuando escribas otro libro. Supongo que para entonces tendrás ya cierto caché y tendré que ir a comprármelo a la librería.

No hay comentarios:

 

Blogger news







Sobre mí

María J. Reina. Docente de lengua y literatura castellana. Máster en Pedagogía Sistémica. No sé qué me pasa, pero no puedo dejar de aprender. Debe ser una enfermedad incurable. En el camino, cada vez encuentro mejores personas. Como tú, que estás leyendo esto ahora mismo. Gracias.