lunes, septiembre 29, 2008

Si no fuera por los chicos de Google

Cada cual que piense lo que quiera, que si imperialismo americano, que si van a dominar el mundo, que nos harán creer lo que quieran cuando quieran ... pero a mí cada vez me caen mejor los chicos de Google. Tienen cara de lo que en catalán se llama "un bon noi". Tienen unas agendas tan potentes que se acuerdan de lo que no se acuerda nadie. Total ... que hoy le rinden un homenaje a Cervantes en el aniversario de su nacimiento.

miércoles, septiembre 24, 2008

La sonrisa de Juan Sánchez-Enciso

Siempre es gratificante que te hagan un regalo, y si éste es un libro, pues mejor que mejor para los que somos de letras. Pero si además se trata de uno escrito desde la atalaya de la experiencia, por quien ha vivido intensamente la profesión de profesor, todo ello cargado de empatía y respeto ... el resultado es La sonrisa de Platón, de J. Sánchez-Enciso.

Y es que este verano (que visto en perspectiva no veas lo que ha cundido; una apaga el ordenador y tiene tiempo para todo) tuve el placer de compartir un día con el profesor Sánchez-Enciso, que vino a Blanes invitado por Yolanda Sediles, y acompañado por Pilar Adell, Inma López y Carmen Durán. A la comida frente al mar, y a la sobremesa porterior nos sumamos (anda, que buenas somos para perdernos un sarao de éstos) Ana Romeo, Lu y una servidora.

Para alguien como yo, con tanto que aprender sobre la enseñanza, la didáctica, la vida docente en general ... oir hablar a alguien de la talla de Sánchez-Enciso es toda una lección de savoir faire. Su estilo tan dulce y respetuoso, unido a la lucidez de sus ideas me recordó a alguien que había conocido este curso en una conferencia. Y mira tú por dónde, que me encuentro que esa persona, Jaume Carbonell, es el prologista de La sonrisa ...
Para un profesor, leer el libro es encontrarse con un espejo de su realidad cotidiana. Y al verse reflejado en algunas situaciones, se puede sonrojar, avergonzar, esbozar una sonrisa, dejar caer una lágrima. Todos los profesores deberíamos escribir nuestras sonrisas de Platón, algunos ya lo hacen de tanto en tanto en sus blogs.

Mañana 25 de septiembre es la presentación de libro en la librería Alibri (la Herder de toda la vida, vamos). No podré asistir, pero desde aquí quiero mandar a Juan mi más caluroso saludo, y agradecerle el regalo del libro.
Y que haya muchos más cafecitos en Blanes, junto al mar.

Addenda de septiembre de 2009. Acabo de tropezar con La sonrisa de Platón en Google Libros:

sábado, septiembre 20, 2008

Día de la libertad de software


Leo en la página oficial de la Linkat que hoy 20 de septiembre es el día de la libertad de software, y quiero adherir mi blog a la celebración. No podemos dejar de reconocer que la extensión del uso de las TIC a amplios sectores de la sociedad (y por lo tanto del nuevo conocimiento) y el sofware libre y/o gratuito van unidos de las manos. ¿Cuántos de nosotros tendríamos un blog si tuviéramos que pagarlo? ¿Quién tendría un Joomla, o un Moodle? ¿Qué me dicen de la Wikipedia? Y así, un largo etcétera.

Por eso me resulta, francamente, como mínimo sorprendente que pueda haber gente que esté en contra del software libre (así, como lo leen). Es una realidad, un tanto triste pero cierta, que el grado de aceptación y uso del SL es directamente proporcional al conocimiento y dominio de los sistemas informáticos.

Entre la gente que me rodea, sobre todo compañeros de trabajo, encuentro a diario los siguientes comentarios (por ejemplo):

“¡Qué centro más raro! El ordenador de la sala de profes no tiene el Word” Cuando lo raro debería que lo tuviera, habida cuenta que la copia oficial que tenemos es del 99 y fue enviada para el ordenador de secretaría. Eso de no querer instalar copias piratas debe ser bastante raro.

“¿Cuándo vas a instalar de una vez el procesador de textos “normal”?” Mi respuesta siempre es que para mí el procesador de textos “normal” es el que hay instalado, el Open Office, que es el que yo utilizo, normalmente, hace unos años. Pero claro, habría que ver qué normalidad es más normal, si la suya o la mía ...

“No puedo utilizar Linux porque no sé instalármelo en casa”. Estoy harta hasta la saciedad de explicar la diferencia entre programa y sistema operativo. Claro que el común de los mortales no sabemos instalarnos Linux en casa, como tampoco sabemos instalar un Windows de cero. ¡Que levante la mano el que haya formateado e instalado el S.O. de su ordenador! No se trata de cambiar Windows por Linux si no se tienen los conocimientos necesarios. La cosa es tan sencilla como utilizar los mismos programas libres, tanto en Windows como en Linux. Si quieres grabar sonido con Audacity, por poner un ejemplo, ¿qué más da que cuando abras el ordenador te salga la Linkat que ya lo tiene instalado?¿Que el iconito no está en el mismo sitio, o no es del mismo color y hay que buscarlo?

“No se puede obligar a la gente a utilizar el Open Office enviándoles archivos en .odt”. Ésta sí que es genial. O sea, que cuando envías un archivo en .doc no obligas a nadie, sino que le das libertad total. Libertad de piratearse el Word de un vecino, o bien de pedírselo al coordinador informático de su centro, o de bajárselo del E-mule (esta es la opción preferida de los alumnos).

"El Open Office es una mierda, cuando abres un archivo (.doc, claro, que son "los archivos, por antonomasia"), se mueve todo". Sí, es lo que tiene cambiar el formato a un documento. Cuando intentas hacer lo contrario, abrir un .odt con el Word no te mueve nada de nada, porque directamente no te lo abre. Es lo que tienen los de pago, sólo te quieren si eres "uno de los nuestros". A veces intento explicar que si uno tiene instalado los dos paquetes, el que se ha pirateado y el que se puede descargar libremente por Internet, pues no tienes esos problemas, pero ...

Sinceramente, hay muchos días en que me canso ... me canso mucho de tener que justificarme por hacer las cosas como yo considero más correctas. Si fuese sólo una cuestión de ideología personal, seguramente seguiría actuando como lo hago, o sea apoyando sin dudas el uso del SL y respetando a quien no opinase como yo. Pero no se trata de ideología, sino de legalidad.

Para saber más: Instrucciones de inicio de curso para la organización de centros educativos (Catalunya), punto número 17: La comisión informàtica (...)

Tindrà cura dels aspectes normatius següents:

(...)
Que es disposi de la llicència d'ús per a tot el programari que s'utilitzi en cadascun dels ordinadors del centre. En aquest sentit, l'adopció de programari lliure facilita l'ús i la difusió d'aplicacions TIC sense restriccions i amb ple respecte a la legalitat vigent.
• Que s’utilitzin habitualment formats basats en estàndards oberts a l’intercanvi de documents electrònics (www.xtec.cat/guies/estandards). (...).

¿A alguien le dice algo unir en un mismo punto las palabras "aspectos normativos" y "estándares abiertos"?

domingo, septiembre 14, 2008

El año nuevo del profesor

Lo mismo que pasa con los chinos, el año nuevo no empieza el 1 de enero para los profesores, sino el 1 de septiembre. Así que aquí estamos, en otra nueva etapa de esta carrera de obstáculos.
Llegamos el primer día al claustro inicial, morenos, sonrientes, besucones. Los malos rollos y el estrés se han ido diluyendo pasados por el agua marina, el aire montañero o la excursión a Eurodisney (un suponer).

Este agosto, entre otras cosas, he hecho una cura de desintoxicación total de todo lo que tuviera algo que ver con la tecnología (ni blogs, ni chats, ni redes sociales, ni siquiera abrir el correo, con eso os lo digo todo). Lo necesitaba. Personalmente, el final de curso pasado con su Congreso, su red en Ning, los talleres, ... para mí fue agotador.


Aproveché una semanita para escaparme a la Expo de Zaragoza, aprovechándome de la hospitalidad de Yolanda Sediles (zaragozana de pro) y de su familia. Pero mira tú por donde, coincidimos en el espacio y en tiempo también con Ana y Lu. Bueno, que a un rincón de la Expo le pusieron "little Blanes".

Una de las cosas que más me gustaron de la Expo fue el documental de Carlos Saura en el pabellón de Aragón. Como todo está en Youtube, aquí podéis ver y escuchar la jota final.




Desde este humilde espacio, quiero lanzar al mundo la consigna de que hay que visitar Aragón, y especialmente Zaragoza, que está preciosa. Es lo bueno de estos eventos, que mejoran consideramblemente las infraestructuras ciudadanas. Bueno, a Zaragoza le han puesto playa y todo ... no os digo más. Pero si por algo más hay que visitar esta tierra, es por la amabilidad y simpatía de los maños, con los que te lo pasas genial y te ríes un montón. Desde aquí un beso muy fuerte a Eduardo, Joaquín y Chon, los amigos zaragozanos que me presentaron Ana y Yolanda, y que nos hicieron de cicerones.

Lo dicho, empieza el año nuevo ... voy a ponerme cultísima, y a citar a Horacio (que para eso estudié latín) : "No quieras saber lo que nos deparará el futuro, Leucone, ... aprovecha el día" pues ¡ale! a aprovechar el tiempo, y lo que tenga que ser, será.
 

Blogger news







Sobre mí

María J. Reina. Docente de lengua y literatura castellana. Máster en Pedagogía Sistémica. No sé qué me pasa, pero no puedo dejar de aprender. Debe ser una enfermedad incurable. En el camino, cada vez encuentro mejores personas. Como tú, que estás leyendo esto ahora mismo. Gracias.