sábado, octubre 21, 2006

Feng Shui para profesores

Para Francisco, con mucho cariño.
Hace ya algunos años que Francisco, mi compañero de departamento, me introdujo en el mundo del Feng Shui, y desde entonces lo practico en todos los aspectos de mi vida: en mi casa, en el trabajo, en el despacho, en el aula, en el coche, en el ordenador, en mi forma de vestir.
Hablar de este tema con un no iniciado en este arte milenario suele despertar alguna que otra mirada escéptica de su parte, risita burlona, y esa cara de estar pensando ... “a la Reina se le ha ido la olla”. Y no lo culpo. Yo misma era la de la mirada escéptica no hace tanto tiempo.

No voy a hacer un resumen de toda la teoría del Feng Shui, porque ocuparía más de un post, y además se puede encontrar muchísima información en la red. Si tuviésemos que resumirlo en una frase, diríamos que es la forma de colocar las cosas en un espacio para que la energía fluya sin obstáculos, con lo que los beneficios para los que habitan ese espacio son incontables.
Voy a hacer una breve guía de Feng Shui práctico para profes. Yo intento aplicarlas siempre que me resulta posible, y los resultados son espectaculares.
En clase.
  1. La mesa del profesor debe estar lo más alejada de la puerta posible, preferiblemente al fondo a la izquierda de la clase (desde el punto de vista del que entra por la puerta ). El profesor no debe dar nunca la espalda a la puerta de entrada.
  2. Desde donde esté colocado debe dominar con la vista la puerta, y si puede ser, todas las ventanas.
  3. Es preferible no tener ventanas a la espalda. Si no hay otro remedio, correr las cortinas o cerrar las persianas.
  4. Si la clase está desordenada cuando llegamos, es necesario perder 5 minutos al entrar en colocar las mesas alineadas, en perfecto orden, si puede ser compensando el espacio, de tal manera que no haya más mesas en una parte que en otra. Recoger los papeles y limpiar las mesas en lo posible.
  5. Poner una planta en la zona del fondo a la izquierda. Si allí está la mesa del profesor, encima de ella, a la izquierda. Durante un curso tuvimos una planta en nuestra clase. Los alumnos llegaron a cuidarla como a un animalito (la regaban, le hablaban, etc.) En verano me la llevé a casa, y en septiembre se me olvidó devolverla. No sabéis el disgusto que cogieron. Tuve que comprar otra.
En el despacho (sala de profesores).
  1. Trabajar alrededor de una mesa, viendo las caras de nuestros compañeros, eso fomenta el diálogo.
  2. Poner muchas plantas por todos sitios.
  3. No trabajar de cara a la pared, ni aunque estemos delante de la pantalla del ordenador. Eso sólo lo hacen los castigados. Es mejor alejar la mesa del ordenador, y sentarnos dando la espalda a la pared, y la vista hacia la puerta. (Si alguien dice que no puede ser, a causa de los enchufes, decidle que todo tiene arreglo. Yo hice venir a un lampista una semana a mi casa a cambiarme el 80 % de los enchufes de sitio).
  4. Sobre todo, tirar, tirar y tirar. Paleles viejos, revistas, informes de hace 20 años ... ¡a la basura! Si una cosa hace más de un año que no utilizas, es que no la necesitas. Si son libros, a la biblioteca. Despejar el espacio de muebles. Es un lugar atestado de cosas no se puede trabajar, menos concentrarse.
Se podría hacer muchísimas más cosas para atraer el buen Feng Shui, en especial atender a los
colores, a las fotos y pósters que colgamos. En general, el azul y el verde van bien para un centro educativo, porque son los colores que más relajan (la habitación de mi hijo es azul turquesa, agua, para calmar su fuego).
Si alguien lo aplica, que nos cuente.

25 comentarios:

javier dijo...

He descubierto hace poco tu blog. También doy clases de lengua y literatura. Esto que cuentas me parece estupendo pero no veo cómo poder hacerlo en mi departamento allí no hay quien entre. Tiene papeles de cuando se fundó el insti. Lo otro, lo de buscar el orden sí que lo intento. Pero sin llegar a esos extremos que indicas. Soy yo quien se acomoda a lo que hay y no al revés. Un saludo

Lu dijo...

Yo tambíén supe qué era el Feng... gracias a Francisco.
Mi misticismo va por otros derroteros . Con lo aprensiva que soy, sólo me faltaba añadir a mi mundo espiritual todo lo material que me rodea. ¡Uf! no sé... lo aplazo para otra vida, de momento.

Cuando has hablado de cómo debe ser el departamento me ha entrado la risa. En mi IES, el departamento de letras es un cubículo de 4X2 (más o menos) en el que habitamos 10 profes. Sólo tenemos una mesa y tres sillas. A veces, parece que jugamos a ver quién la pilla antes.
Lo mejor, el rosal que hay tras el ventanal.
En fin...

(Por cierto, el comentarista anterior tiene un blog en Nireblog que descubrí ayer. Además está ubicado en Cataluña, lo vi en Tagzania. La blogosfera no tiene rincones... ¿será Feng...?)

Civilis dijo...

Cierto es que no se puede juzgar este arte por lo que has escrito, pero si hubiera que hacerlo encontraría una traducción muy adecuada para el Feng Shui, i.e., sentido común.

Lo que pasa es que el sentido común es el menos común de los sentidos por lo que hay que venderlo y en eso lo chinos son unos maestros. Son maestros, como digo, en vendernos cuentos chinos con lo que sus paisanos eran engañados como buenos chinos que eran.

Eso pasa con el Tai Chi y con el resto de artes marciales.

Al final transmiten conocimientos que "funcionan" pero basado en teorías fantasiosas que hacen sonreir al tipo de personas de las que hablas al principio.

Lo de la planta me parece muy buena idea, en cuanto pueda me haré con una para mi tutoría. Pero para completar el efecto y ser fieles con nuestros amigos amarillos, tampoco estaría de más hacernos con algo de piedra pómez o de esa que parece que esté muy erosinada junto a algún recipiente con agua. Integraremos todo ello y tendremos nuestro minijarín chino en el aula.

Todo un centro energético.

Mª José Reina dijo...

Tienes toda la razón del mundo, Civilis. Si me gusta el Feng Shui y me funciona es porque no se basa en ningún tipo de magia, ni nada por el estilo, sino en el sentido común.
Yo, como dice Lu, tampoco soy muy mística que digamos, pero estos pequeños truquillos me funcionan.
He entrado al Blog de Javier, que no conocía hasta hoy (gracias por la visita, Javier). Tiene en la cabecera de su blog una foto preciosa, uno de los símbolos del Feng Shui (y de Manrique, y de Machado, ... y de la humanidad ) el camino ...

swyx dijo...

Así que el Feng shui es simplemente ser ordenado. Interesante. Hace tiempo compré en la fnac un pack de 3 cds de música Feng shui y siempre asociaba a este término asuntos mitológicos y de relajación y tal. Pero es más fácil que todo eso.

Si quieres civilis una planta para tu tutoría te recomiendo una pitera, una yuka o cualquier tipo de cactus. Preciosas plantas que mantendrán alejadas las zarpas de los churumbeles que habiten el despacho.

Y respecto a lo que comenta lu tengo que decir que en su departamento lo que sobran son plantas; las plantas de los pies y de las manos de los 10 profesores que tienen que estar ahí cofinados en esa especie de zulo de la sapienza. xDDD

Mª José Reina dijo...

Hola Swyx, el Feng Shui es mucho más amplio, y entran muchos elementos para hacernos sentir bien, entre ellos la música.
Pero la base sí es el orden, yo diría más ... la ausencia de cosas inútiles. Nuestros hogares y nuestra vida en general esta llena de corotos, trastos inútiles que arrastramos porque no nos hemos parado a pensar que no los necesitamos.

Civilis dijo...

Ya, pero...una planta en un aula ¿no sería una cosa inútil? Aquí el tema de la inutilidad debe encuadrarse según un concepto más filosófico que pragmático. Por lo menos a simple vista.

Hay gente que funciona bien en su pequeño caos. Si trata de organizarse siguiendo ciertos métodos lógicos pierde capacidad de trabajo.

Mercedes González dijo...

Yo, que soy muy ordenada, he aprendido a vivir en un desorden ordenado. Con los años me he vuelto menos exigente en ese aspecto. Abro mi espacio dentro del caos, al que se refiere Civilis. Eso es fruto de la convivencia y tener que compartir espacios: en la casa y hasta en el cajón de la mesa de profesor cuando tratas de busacar esa goma que tenías ayer tan fantástica y que borraba tan bien y que ya ha desaparecido.

Civilis dijo...

Pero eso, mercedes, es porque alguien pensaba que estaba todo desordenado y se han puesto a poner la goma en "su" sitio.

Y claro, "su" sitio no es el "nuestro".

julieta2006 dijo...

Les he comentado lo del aula feng shui a mis alumnos de la 201 y aún se están riendo (todos menos el alumno chino que me ha corregido la pronunciación).
Tiene la mesa del profesor en donde debe, pero entre esta y la ventana hay colocada de pie una mesa de ping-pong de tamaño olímpico. Del resto, ni hablamos.
Por cierto, tú que tienes niño, ¿cómo se concilia la armonía con un colmado y una carnicería de Playmobil en medio del paso?

Anónimo dijo...

Dios mio,dios mio, que montón de "descreidos"!!! En el trabajo, como en la vida, una buena actitud es lo que cuenta. Si, si, ya sé que normalmente es difícil, y que los buenos propósitos cuestan de mantener, pero nada es imposible de conseguir si se está convencido de ello. Si la distribución del aula favorece el clima dentro de ella, adelante; si una plantita en ella la acompaña, adelante. En nuestro centro, en el de la Reina, hace ya unos cuantos meses el AMPA nos obsequió con unos magnificos ejemplares de plantas decorativas...todavia existen y en buenas condiciones! Es agradable su presencia y la disfrutamos los habitantes y los visitantes.
No entiendo de Feng Shui, pero su planteamiento me parece que sigue bastante el sentido común, nunca me pondré de espaldas a una puerta, qué horror!
Un poco de imaginación y mucha buena intención seguro que ayudará a soportarlo mejor...
Angie

Civilis dijo...

En esta página se habla de los "pecados" del feng shui

http://www.geocities.com/fengshui_errores/nofuncionan.html

Mª José Reina dijo...

Gracias, Civilis, ya conocía esta página, y a su airado autor. Yo entiendo que el tal Li-Ching Wang se altere cuando ve lo que los occidentales hacemos con el Feng Shui. Debe ser algo así como cuando yo oigo a un guitarrista japonés cargarse una pieza de Paco de Lucía.

Deben ser cosas de la globalización, ¿no?

Civilis dijo...

jejeje, será la globalización, pero yo no veo tan mal esas cosas.

Es lo que tiene no ser entendido en nada, que toda mezcla me parece bien e interesante.

Pero entiendo que todo tenga un límite.

Anónimo dijo...

Es muy bonito lo que explicas del feng shui, hace tiempo estoy viendo la forma de contactar con los creadores de la página de Feng Shui Genuino, pero las direcciones no me van, se devuelve el correo automaticamente, si alguíen sabe cómo podría contactar con ellos.

Gracias, yo si creó en el feng shui

Ester

Anónimo dijo...

Hola!! Yo también soy maestra, concretamente de infantil. Y la verdad es que se me hacen más llevaderos los grupos que están en el ciclo de producción con mi elemento. Son niños con los que conecto mucho. O me da esa impresión. Por cierto, has dicho algo que me ha hecho dudar: pones azul en la habitación de un niño fuego, para apagarle el fuego. Según he leído yo en varios libros, hay que hacer todo lo contrario, favorecer el elemento de cada persona. Yo voy a tener un hijo que será elemento fuego y le pondré verde la habitación porque la madera está en el ciclo de producción con el fuego, y claro, no le voy a poner una habitación roja...

Sobre esto, en tus consejos sobre el feng shui, podrías poner que miren los maestros el elemento de los niños y qué relación tienen con el elemento del maestro para utilizar colores y objetos que favorezcan a todos.

Mª José Reina dijo...

Gracias por tu comentario. Me alegra conocer a otras personas del gremio que también utilizan el Feng Shui en las aulas, me hace sentir menos "bicho raro".
Pero, por favor, no me tomes al pie de la letra, no soy una entendida de Feng Shui, sólo una aficionada que ha leído 7 u 8 libros. Leer 8 libros sobre medicina no nos hace médicos, ojalá.
El comentario sobre la habitación de mi hijo iba más bien porque es muy movido y nervioso, y el azul lo calma. Realmente pinté su habitación de azul porque está en la zona del agua (entrando en casa a la izquierda), que es también la del conocimiento (por eso elegí ésa y no otra habitación para él).

Anónimo dijo...

Claro, el problema es ese, que como nos "auto-formamos" con libros que a saber quién ha escrito y quién ha traducido, pues ves y fíate. Yo haría algún curso pero tampoco me fío demasiado porque tiene que haber mucho charlatán por ahí. Ahora van a hacer uno en valencia el 27 de Enero y si supiera que es totalmente fiable iría, pero no me voy a gastar más de 100 euros en un curso de un día que no sé qué fiabilidad tiene...

Juana María Sánchez García dijo...

Me llamo Juana Mari, soy profesora de Matemáticas en Totana(Murcia), tengo la suerte de trabajar en un colegio concertado del cual soy socia, con lo cual dispongo de libertad para tirar, colocar, cambiar y ordenar. Mis compañeros también me miran raro cuando les hablo del feng shui. Pero me respetan y no me dicen nada. Me ha encantado tu artículo, me gustaría aprender más cosas del feng shui, yo voy aplicando un poco lo que leo pero quiero más. UN SALUDO

proyecto medio ambiental dijo...

Qué increible, gracias por esta buena idea, hace 10 años tuve que hacer un trabajo innovador como profesora de matemática en un curso de perfeccionamiento y realicé una investigación sobre las propiedades del octágono, octaedro aplicadas, en arquitectura, fue espectacular todo lo que logré hacer para luego transferir a otros docentes, no tuvo muy buena aceptación. Lo hice con mis estudiantes por lo que me fue mejor, estos estudiantes aplicaron y aprendieron a mejorar varios aspectos de sus vidas, hoy algunos profesionales destacados.
Hay que aplicar el feng shui a todo lo que sea para mejorar la vida ya sea profesional o personal, ojalá los niños lo aprendieran en las artes y se puede articular con geometría y las experiencias son maravillosas por sus resultados.
Feng shui para todos, hay que atreverse como lo hace esta maravillosa docente innovadora que lo presenta en este blog. Gracias por ello.

Bety RM dijo...

Todo se resume en la condición indesligable del hombre con la naturaleza; lo dialéctico de nuestra existencia y la armonía necesaria para el equilibrio energético que necesitamos. Lindo tema. Tiene que ver con la transdisciplinariedad.

César Sauan dijo...

Me consta que aplicar esta técnica aumenta la eficacia en atención, comprensión, desarrollo de ideas y relax en seminarios. La comencé a aplicar en 2002 en Seminario de Especialización Docente y Publico interesado en Formación de Niños, Jóvenes y Adultos Emprendedores, use la formas que sugieres y sumé luz, objeto de color y música al comienzo.Obviamente les propongo a los docente probar aún sin creer... sobre mi en www.cesarsauan.blogspot.com

Mª José Reina dijo...

Gracias a todos por vuestros comentarios. Siete años después de publicar este post sigue creando flujos de energía. Tiene buen feng shui.

ELKIN PALMA B. dijo...

SI EL ESTUDIANTE ASISTE A CLASE CON TODA LA CARGA EMOCIONAL DE SU HOGAR SIN DESAYUNO, PENSANDO EN EL REGRESO A SU CASA DONDE SEGURAMENE NO VA CONSEGUIR ALMUERZO AHI SE PIERDE CUALQUIER TECNICA CHINA.....

MRT David E. Reva M. dijo...

Estoy encargado del centro de computo de una escuela preparatoria, actualmente mi mesa de Trabajo esta al fondo a la izquierda del aula y de frente a la puerta, pero leyendo tu artículo, estoy pensando poner una palma camedor sobre mi escritorio, ¿estará bien esta planta?. Ademas, lo que no comprendí muy bien es el lado donde debo ubicar la planta, a la izquierda del escritorio o a la derecha y ¿de que color es recomendable la maceta en que la ponga?. Gracias por tu aportación.

 

Blogger news







Sobre mí

María J. Reina. Docente de lengua y literatura castellana. Máster en Pedagogía Sistémica. No sé qué me pasa, pero no puedo dejar de aprender. Debe ser una enfermedad incurable. En el camino, cada vez encuentro mejores personas. Como tú, que estás leyendo esto ahora mismo. Gracias.