lunes, enero 01, 2007

Decálogo de buenos propósitos para el año nuevo

Como cada uno del uno, uno(a) hace la lista de las diez cosas que no hizo en el año que se acaba, pero que va a hacer en este que empieza, seguro, seguro (verdad de la buena). Ahí va mi lista.
  1. Dejar de fumar (me doy cuenta de que ésta estaba en la lista del año pasado, ¡glub!).

  2. Hacer dieta. Esos quilillos de más antes de fiestas se han convertido en quilazos a día de hoy, y falta todavía una semana para volver a la rutina. Que no me entren los pantalones en época de rebajas puede tener un efecto muy nocivo para mi economía.

  3. Hacer deporte. Íntimamente relacionado con el anterior.

  4. Tener más paciencia con mis alumnos. También estaba estaba en la lista del año pasado, y aunque hay que decir que lo consiguí en parte (el curso 2005-06 fue la primera vez que me tocó lidiar todo el horario con primeros de ESO), nunca está de más proponérselo.

  5. Leer más. ¡Me da un complejo cuando mis amigos y blogamigos citan libros y libros que no he leído!

  6. Ir más al teatro, un vicio confesable que tenía cuando vivía en Barcelona, y que he ido perdiendo por causas varias, la primera de las cuales se llama David. Blanes está a un paso de Barcelona, pero ir al teatro supone toda una excursión (salir con horas de antelación, por las caravanas, pagar aparcamientos, autopistas, cenas, etc.).

  7. Cabrearme menos. Íntimamente relacionado con la número 4, pero esta vez con adultos. Hay defectos humanos que pueden sacarme de mis casillas con facilidad. No sé si se trata de aceptarlos, comprenderlos o simplemente ignorarlos, pero me han dicho que los cabreos van muy mal para el cutis, y una tiene ya una edad.

  8. Relacionada con la anterior, tener más sentido del humor. Aprender a reírme de mí misma, que es una de las formas más sanas de risa, y además fuente inagotable, si una se lo propone, de situaciones ridículas, chascarrillos sin gracia ...

  9. Pasarme definitivamente a Linux. Aunque casi siempre uso la Linkat en el instituto, mi portátil sigue en ese sistema operativo privativo que cada vez que te hace una pregunta te está tratando como un delincuente en potencia (presunción de culpabilidad la que nos aplica Bill por defecto). Si alguien no sabe exactamente qué distro instalarse, he encontrado una página que recoge 352. No hay la menor duda de que si bien son todas las que están, no están todas las que son, pues no está la Linkat, ni otras distros españolas.

    Yo creo tenerlo bastante claro. “Mi Joan” y la Comunity me recomiendan Kubuntu. Dad por sentado que cuando os escriba desde el Firefox para Linux os lo haré saber.

  10. Escribir más a menudo en mi blog. ¡Con lo que me gusta, y en el mes de diciembre a penas pude hacer cuatro posts, y dos no valen porque son felicitaciones navideñas.



Bueno amigos. Probad si os apetece lo de redactar el decálogo de buenas intenciones, y el año que viene quedamos aquí, el mismo día a la misma hora a ver qué hemos conseguido.




5 comentarios:

Civilis dijo...

Yo estoy harto de esforzarme cada vez más mientras mis alumnos lo hacen cada vez menos.

Así que, paso de decálogo de buenas intenciones y pienso proponerme este año uno de malísimas intenciones.

Seguro que este sí lo cumplo. Temblad, malditos, la bestia regresa.
jijijijijiji (risita de malo maloso)

Lu dijo...

Yo no voy a caer en la tentación de la decaloguitis de fin y comienzo de año.
Un propósito bloguero sí tengo. No voy a ponerme el SNAP este que tan de moda se ha puesto y que entorpece la lectura de tus entrañables post.

Empiezo mal, ¿verdad? Ya estoy protestando.

Otro propósito, verte más a menudo. A ver si quedamos...
(Es broma)

Joselu dijo...

Con tu decálogo lleno de energía vital has hecho un retrato magnífico de profesora adolescente, llena de fuerza, de ganas, de garra. Me apunto a la mayoría de los puntos, especialmente al de leer más (desde que estoy en la blogosfera, leo bastante menos literatura), tener más sentido del humor conmigo mismo y mis alumnos...Tierno y hermoso retrato.

Katy-lu dijo...

Muy Feliz inicio de Año 2007.
Saludos desde México.

Mª José Reina dijo...

¡Ay, Joselu! Aparte de hacerme reír, me has levantado el ánimo con tu comentario, "profesora adolescente". ¡Más quisiera! ... ¡Que voy pa' cuarenta! :-))

 

Blogger news







Sobre mí

María J. Reina. Docente de lengua y literatura castellana. Máster en Pedagogía Sistémica. No sé qué me pasa, pero no puedo dejar de aprender. Debe ser una enfermedad incurable. En el camino, cada vez encuentro mejores personas. Como tú, que estás leyendo esto ahora mismo. Gracias.