martes, junio 15, 2010

Aeterna lingua latina

Después de más de 10 años dedicada exclusivamente a la lengua castellana, este curso he vuelto a impartir latín a un grupo de 4º de ESO. Tengo que reconocer que al principio me dio mucha pereza ... ¿Me acordaría de las declinaciones? ¿Qué era un verbo deponente? ... Pero debe ser que hay cosas que son como el ir en bicicleta, que no se olvidan nunca, y conforme iban pasando los dias más a gusto estábamos todos (ellos y yo) con la lengua de Virgilio.

A final del trimestre hemos hecho unas reflexiones para ver cómo ha ido el curso. Ha habido alumnos que lo han encontrado poco útil, pero la mayoría se ha alegrado de estudiar "algo tan antiguo y tan difícil". En una época que todo está a golpe de clic, el latín es como un reto, una vuelta a lo pausado, a lo rudo, a la piedra.

Y como "verba volant, scripta manent", aquí las dejo por escrito para la posteridad.

"Me ha encantado aprender de dónde viene nuestra lengua".

"Ha sido interesante aprender una lengua con declinaciones. Por una letra puede cambiar todo el sentido de una frase".

"Mª José, ... me he decidido a estudiar Filología Clásica".

"Nunca me hubiese imaginado que llegaría a saber latín".
"Es interesante estudiar una lengua que no se habla".

"Creo que el latín sí me servirá en el futuro".

"Me apunté a latín porque creía que era más fácil que tecno o física. La verdad, no sé por qué pensaba eso ... creo que no lo razoné bien". 

"Al final ... me da pena dejar de estudiar latín".

Total, que le he cogido el gustillo y espero que otro curso vuelva a sobrarle horas a la de clásicas (éste me parece que va a ser que no) para volver al "studia linguae aeternae".

¿Alguien leerá a nuestros contemporáneos dentro de 2000 años? A Virgilio podéis apostar que sí.

10 comentarios:

Lu dijo...

¡Mª José, si hasta has sembrado discípulos! Ahora que las humanidades están de capa caída, no estaría mal que estos comentarios de tus alumnos los leyeran los que apuestan por suprimir el estudio de las lenguas clásicas o los que restan horas a las lenguas maternas.

Salve

Elisa dijo...

Me alegro de que hayáis disfrutado. Yo también pienso muchas veces que ya se me habrá olvidado todo el latín que estudié, sería una satisfacción desempolvarlo.
También es una alegría volver a verte por estos lares.

Antonio dijo...

¡Qué alegría verte por aquí, y con latines!
Me quedo con esta frase de tus alumnos:
"Al final ... me da pena dejar de estudiar latín"
Ha recogido el mismo pensamiento que tuve yo cuando acabé 3º de Hispánicas. Menos mal que nunca lo he dejado del todo...

Mª José Reina dijo...

Muchas gracias por vuestros comentarios. Sí ... en los tiempos que estamos, estos comentarios animan, por eso quería compartirlos con mis compañeros de clásicas.

sin bandos, pasalo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Jacobo Nipónico dijo...

Un buena amigo mío siempre dice que alguien que lee los clásicos no puede volver a ser el de antes. ¿Cómo puede un intelectual no haber leído a Virgilio o a Cicerón? Siempre me lo he preguntado.

Jacobo Nipónico dijo...

Un buena amigo mío siempre dice que alguien que lee los clásicos no puede volver a ser el de antes. ¿Cómo puede un intelectual no haber leído a Virgilio o a Cicerón? Siempre me lo he preguntado.

Electronico dijo...

Que lástima un buen blog abandonado.

Mª José Reina dijo...

Gracias, Electrónico, por tu comentario, Lingua Latina aeterna est, sed tempus aeternum non est ...

Anónimo dijo...

In SCHOLA NOVA (Belgica), loquimur Latine. Difficile enim non est sermonem Latinum discere, et sic accessum habemus ad plurimos textus Bibliothearum totius Europae. Qui plura scire cupiunt haec infra inspiciant:
Stéphane Feye
Schola Nova - Humanités Gréco-Latines et Artistiques
www.scholanova.be
www.concertschola.be
www.liberte-scolaire.com/.../schola-nova

 

Blogger news







Sobre mí

María J. Reina. Docente de lengua y literatura castellana. Máster en Pedagogía Sistémica. No sé qué me pasa, pero no puedo dejar de aprender. Debe ser una enfermedad incurable. En el camino, cada vez encuentro mejores personas. Como tú, que estás leyendo esto ahora mismo. Gracias.