lunes, julio 18, 2016

No me puedo creer que Mercè Traveset se haya ido

Hoy, la comunidad de la Pedagogía Sistémica se ha levantado de luto, con la noticia del fallecimiento de Mercè Traveset. Es tan absurda, que la fase del duelo llamada "negación" por los expertos se va a alargar más de la cuenta, presumo.

Muchos somos los que teníamos aún que aprender de ella. Muchos los proyectos empezados, muchos los que necesitábamos de su guía, de su consejo y de su apoyo. Ahora nos quedamos un poco huérfanos en esto de la Pedagogía Sistémica, y nos tendremos que espabilar por nuestra cuenta, con el apoyo de otros buenísimos profesionales, como Carles Parellada, su "pareja de hecho" en las formaciones, tàndem perfecto que ahora quedará cojo.

Ahora solo nos queda el agradecimiento y la aceptación.

Agradecer a Mercè su implicación, su fuerza, la pasión con la que vivía tanto en lo personal como en lo profesional.
Agradecer el Máster de Pedagogia Sístémica de la Universitat de Girona, donde la conocí a ella y a tantos profesionales que ella trajo para que nos formaran.
Agradecer que con ella hice mis primeras constelaciones familiares, resultaron un paso de gigante en mi crecimiento personal.
Agradecer sus libros, guías de un valor inestimable en la difusión de la Pedagogía Sistémica y la metodología CAMP, desarrollada por ella.


Aceptar que se ha ido, que no volverá a darnos una charla, una conferencia.
Aceptar que no podremos leer nuevos libros con nuevas ideas.
Aceptar que no podrá empezar nuevos proyectos, nuevas formaciones.

Pero hoy no ... hoy estoy de duelo, y me consta que también mis compañeras del Màster de Pedagogia Sistèmica i Multidimensional de la Universistat de Girona.

Hoy no me puedo creer que Mercè Traveset se haya ido.



No hay comentarios:

 

Blogger news







Sobre mí

María J. Reina. Docente de lengua y literatura castellana. Máster en Pedagogía Sistémica. No sé qué me pasa, pero no puedo dejar de aprender. Debe ser una enfermedad incurable. En el camino, cada vez encuentro mejores personas. Como tú, que estás leyendo esto ahora mismo. Gracias.