La mejor clase de mi vida.

La voy a subtitular: El valor de lo masculino en la educación. Los padres en el aula.

Algo está cambiando profundamente en educación. Lo he podido constatar esta semana, invitando a los padres a clase para celebrar juntos su día.
No ha podido ser más bonita y emotiva la experiencia de invitar a los padres a clase. Ya está el campo abierto, a partir de ahora vendrán cada año, lo presiento. Además cada vez los padres de mis alumnos son más jóvenes, la mayoría  se implica de igual a igual con sus parejas en la crianza de los hijos, y eso se está empezando a notar, por ejemplo en actividades como la que os voy a explicar.

En la entrada anterior expliqué que habíamos preparado en clase de lengua unas biografías de los padres a partir de entrevistas que les habían hecho sus hijos. Ni que decir tiene que es la actividad que mejores calificaciones tiene de todas las que hemos hecho en el curso.
Algunos alumnos prepararon vídeos con fotos de su padre y frases de la biografía.
La semana del día del padre los invitamos a clase. Pusimos en cada silla el nombre del padre de cada alumno, de los que podían venir y de los que no podían, así todos estaban incluidos.


Cuando llegaron los padres, sus hijos les hicieron una pequeña entrevista a modo de presentación. Sus compañeros podían hacer preguntas sobre lo que había ido saliendo. Un tema muy comentado fue "la mili". 


Luego cada alumno regaló su biografía al padre, algunos en vídeo, otros en papel, otros en álbum, cada uno como quiso. 

Pero lo que fue realmente emotivo fue la actividad final. Habíamos escrito toda una serie de valores en cartulinas, que estaban repartidas por el suelo. 

Cada padre cogía uno o varios valores y se lo regalaban a sus hijos. Sin estar preparados, los padres hicieron un discurso para sus hijos que nos llegó al corazón a todos, no os podéis imaginar el clima de silencio respetuoso que se creó. 
Hubo quien regaló la HUMILDAD, otros el VALOR, otros la EMPATÍA, ... y así todas las fortalezas que podían ayudar a sus hijos a volar. 

Finalmente, regalé a los padres los vídeos que había preparado con fotos de ellos con sus hijos. 

Sin lugar a dudas, hoy ha sido la mejor clase de mi vida como profesora. Espero poderla repetir cada día del padre, a partir de ahora. 




Comentarios

Entradas populares de este blog

Sintaxis a partir de letras de canciones

Regalo material para Oposiciones

Portafolios de lectura