Si tú estás bien, tu hijo/a estará bien.

 


Esta frase me la hacía repetir como un mantra Mari Àngels Busquets  http://angelsmariablog.blogspot.com/, mi guía de crecimiento personal durante muchos años.
La entendí de verdad el día en que una azafata en un vuelo me dijo que en caso de emergencia tenía que ponerme yo primero la máscara de oxígeno y luego ponérsela a mi hijo. ¡Sí, hombre!¡Primero mi hijo, luego yo, ¿no? Pues no ... porque si yo pierdo el conocimiento por falta de oxígeno no voy a poder ayudar a mi hijo a ponerse la máscara. Así de simple.
O sea que para poder cuidar hay primero que cuidarse.

A menudo estamos tan volcadas y preocupadas por lo que le pasa a nuestros hijos que no nos damos cuenta de que el mejor regalo que se le puede hacer a un hijo/a es que sus padres sean felices.



Comentarios

Entradas populares de este blog

Sintaxis a partir de letras de canciones

Regalo material para Oposiciones

Portafolios de lectura