Entradas

Mostrando entradas de enero, 2008

Los Reyes Magos nos traen la Linkat

Imagen
Como vivimos tiempos materialistas, a los que ni los Reyes Magos escapan, yo pedía en el post anterior mejoras para la formación de mis alumnos, y Sus Majestades nos han dejado ordenadores. Bueno, se supone que la cosa va relacionada. Ayer llegaron a mi centro 40 ordenadores multimedia, negros flamantes, con su pantalla plana, sonido, etc. (Y parece que van a seguir llegando). El sueño de un blogfesor, vaya. El hecho en sí no sería digno de reseñar aquí por sí mismo, ocurre de tanto en tanto en cualquier centro que decida gastarse la pasta, si no fuese por lo siguiente: Vienen de la tienda con la Linkat 2.0 instalada, única y exclusivamente. Para mí es una buena noticia. Primero, apostamos fuertemente por el uso del software libre en los centros. Después, nos hemos ahorrado un dineral en las licencias de W Vista. Pero además, mirando por la parte que nos toca egoístamente, al coordinador le supone un ahorro de tiempo considerable. Los programas se actualizan por repositorios, o se

Queridos Reyes Magos

Imagen
Queridos Reyes Magos: Hace muchos, muchos (tal vez demasiados) años que os escribo por estas fechas, y no va a ser ahora el momento de romper la tradición. Las primeras peticiones que me vienen a la nebulosa del recuerdo son cuatro muñecas Barriguitas con su tiovivo, una blanca, una negra, una india y una asiática. ¡Para que ahora hablen de multiculturalidad! A éstas siguieron, en años sucesivos, Nancys diversas, y un Baby Mocosete. De aquellos años, el regalo que más me impactó de los que me dejasteis fue un pupitre con su taburete incorporado. Al levantar la tapa, el pupitre estaba lleno de libros de cuentos, quince volúmenes de cinco o seis cuentos cada uno. O sea que con ese regalo tuve lecturas para casi toda mi infancia. ¡Muchas gracias! Seguramente esos cuentos tienen la culpa de mi actual afición a la lectura. Pero dejemos a los troyanos ... Este año no pienso pediros nada material, nada que se pueda comprar con dinero. De hecho, por suerte o por desgracia, hace años que s